Valora este artículo
(1 Voto)

Proyecto Educativo

 

              Nuestro centro tiene como meta fundamental colaborar con las familias en el desarrollo integral de cada alumno, desde una concepción cristiana-franciscana de la vida y del mundo.

 

A través de una metodología innovadora, en la que el claustro de profesores se forma y actualiza de manera continua, pretendemos que además de adquirir excelentes conocimientos, nuestros alumnos desarrollen un pensamiento crítico y creativo, posibilitando que saquen lo mejor de ellos mismos.

 

Potenciamos el desarrollo de valores tales como la autonomía, la asertividad en la resolución de conflictos, la capacidad de trabajo en equipo y el desarrollo de la inteligencia emocional de nuestros alumnos convencidos de que dichos valores les ayudarán a afrontar con éxito las situaciones de cambio a las que tendrán que adaptarse a lo largo de su vida.

 

Así mismo buscamos promover la justicia y la paz entendiendo la educación como un instrumento de desarrollo personal y de transformación social.

 

Las HFI como entidad titular y los miembros de la comunidad educativa comparten la gestión de diversos asuntos del colegio de acuerdo con las normas recogidas en nuestro RRI.

 

Está concertado por la DGA en los niveles de :

 

* Educación Infantil.

 

* Educación Primaria.

 

* Educación Secundaria.

 

Somos centro bilingüe de inglés.

 

Y pretendemos desarrollar los siguientes valores:

valores-hfi sagradafamilia

 

Misión

 

 

El Colegio "La Purisima y Santos Mártires",de Teruel, tiene la propuesta educativa de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada, las cuales fundamentan su misión en la concepción cristiana de la persona, del mundo y la sociedad por ello el modelo de educación del centro tiende a ser humanizador y liberador basado en el trabajo por la Paz y el Bien, la Fraternidad y la mirada misericordiosa, atendiendo siempre a los más desfavorecidos.


    Nuestros colegios son comunidades educativas que viven y educan en y para la PAZ Y BIEN; MISERICORDIA Y FRATERNIDAD

        La comunidad educativa sólo educaremos en este sentido, si vivimos y  somos testimonio de estos valores, desde nuestras estructuras, quehacer diario, programas, relaciones interpersonales, etc.

        Asumir este reto individual y colectivamente implica que todos los que formamos estas comunidades, tengamos las actitudes y comportamientos adecuados para realizar una labor de acompañamiento al alumno.

        La organización se concibe como una estructura participativa que debe estar iluminada por criterios claros y acordes con esas intencionalidades de la Entidad Titular.

        Nuestra concepción de educación cristiana - franciscana exige que nuestro colegio sea una auténtica comunidad educativa, es decir que el conjunto de estamentos que la formamos nos integremos armónicamente y pongamos en común ilusiones, objetivos y realizaciones en el marco del Proyecto Educativo.
       
                Esta integración armónica se manifiesta a través de una responsabilidad compartida y de una acción educativa programada, coherente y coordinada.


Es característica de nuestro Colegio:

         - La creación de un ambiente familiar de sencillez y cercanía, vivido en clima de alegría.

         - Un trato humano, respetuoso, fraterno, bondadoso, sencillo y acogedor.

         - Un clima de trabajo colaborador y participativo, primando el sentido del servicio como algo creativo y no

            reproductivo.

Una reflexión cristiana sobre el bien común concreto y cercano, iluminará el dinamismo escolar.

Una motivación y animación de los alumnos para el compromiso con movimientos, instituciones... que trabajen en favor de los valores propuestos.

Visión

Nos gustaría ser considerado un Centro Educativo que se le reconozca porque:


1. Se compromete con la propuesta educativa cristiana y los valores franciscanos de Paz y Bien, Fraternidad y Misericordia. Nuestro centro desea trabajar en todo aquello que ayude a crecer al alumno en todos los ámbitos personales, acompañando su proceso de madurez física, psicológica, ética y espiritual.


2. Está comprometido con un modelo de Gestión de Calidad que implica a todos los miembros de la comunidad educativa.


3. Se compromete a dar respuesta educativa a los más necesitados, prestando atención personalizada y grupal a los alumnos y teniendo como objetivo transcender la instrucción y colaborar al desarrollo de sus potencialidades y habilidades para contribuir a su crecimiento personal.


4. Tiene clara la necesidad de implantar la atención temprana, como conjunto de medios, técnicas y actividades, que aplicadas de forma sistemática (0-6 años) tiene por objetivo aprovechar su capacidad de aprendizaje y adaptabilidad del cerebro.


5. Optamos por un orden pedagógico que atento a los nuevos paradigmas educativos estimulen las inteligencias de cada uno desde las edades más tempranas, provoque la creatividad y autonomía de los alumnos y busque y acompañe su desarrollo integral y armónico y el de sus potencialidades tanto cognitivas como espirituales y emocionales.


6. Está abierto al bilingüismo y otros sistemas alternativos de comunicación con una planificación adecuada.


7. Propone un plan de pastoral y tutorial que ayude a los alumnos a crecer y ser artífices de su propia liberación.


8. Fomenta la interrelación de la comunidad educativa creando un clima de aceptación y acogida que actúe como una segunda familia, favoreciendo la madurez, el crecimiento personal y la satisfacción de todos sus integrantes. Compartiendo la responsabilidad de crear, animar y mantener este ambiente cálido y familiar.


9. Se comprometa al respeto y cuidado de la creación, en todas sus manifestaciones y en beneficio de todos los seres creados, acogiéndose en su vida al código ético de la ternura que les lleve a mirar la realidad desde la perspectiva del corazón, la solidaridad y la paz.


10. Cree en la formación y actualización continua del profesorado para que puedan responder a los nuevos retos educativos con profesionalidad y fidelidad creativa al proyecto educativo.


11. Activa y desarrolla la participación de los padres en el seguimiento del proceso educativo de sus hijos para que jueguen un papel de corresponsabilidad.

Valores

El sistema de valores depende del horizonte de felicidad de la persona. La acción de la escuela no es sólo educar en valores, sino cambiar el horizonte de felicidad.

Entendemos por valor la expresión del horizonte de felicidad, el proyecto de vida, la opción personal asumida libremente.

El sentido de nuestro colegio cristiano/franciscano es ofrecer una alternativa en la sociedad actual.

El sistema de valores que nos proponemos transmitir es:

         LA PAZ Y EL BIEN:

                 Justicia   

                 Solidaridad    

                 Libertad

         LA MISERICORDIA:

                 Gratuidad    

                 Alegría    

                 Sencillez

         LA FRATERNIDAD:

                 Acogida    

                 Amistad    

                 Agradecimiento